Periódico Capital Panamá: Construcción verde gana espacio en Panamá

Seica es una empresa mexicana que cuenta con 13 años de existencia y dos de presencia en Panamá. Se trata de una companía dedicada al desarrollo de edificaciones industriales y comerciales de alto desempeño y especialmente a la construcción de edificios ambientalmente sostenibles.
Sus números son positivos, la empresa ha construido más de 3,5 millones de metros cuadrados y ha logrado ventas por más de $600 millones, lo que le ha permido ubicarse como el cuarto constructor industrial de México y el primero en materia de construcción LEED o ambientalmente eficiente con 120 metros cuadrados.
La empresa mexicana llegó a Panamá hace ya dos años, iniciando así su proceso de expansión a nuevos mercados en América Latina, porque a pesar de su tamaño se trata de un mercado en pleno crecimiento en el que se construyen toda clase de edificaciones, incluyendo una gran cantidad de edificios altos, un mercado en donde el uso de las nuevas tecnologías puede hacer la diferencia a la hora de competir por este tipo de contratos y obtener mejores rendimientos.
Carlos Jaramillo, director de Seica, considera a Panamá “una economía que vale por diez” en términos de dinamismo económico y comercial, pero que además es cada vez más sofisticada debido a que tanto los promotores como los consumidores son ahora más exigentes en materia de calidad y tiempos de entrega.

-¿Qué representa Panamá para Sieca?
– Cuando decidimos iniciar nuestro programa de expansión hacia Latinoamérica, el primer mercado en el que nos enfocamos fue Panamá. ¿Por qué Panamá? Porque aunque Panamá puede ser considerado un mercado pequeño, por su tamaño, tiene el dinamismo de un mercado grande. Hablamos de una economía que vale por diez .

-¿Es un mercado pequeño pero competitivo?
-Obviamente la construcción es un sector de gran dinamismo en Panamá, que se caracteriza por un mercado que se está sofisticando cada vez más. Como lo hemos visto en otros países como México y Estados Unidos, el mercado panameño experimenta un proceso de sofisticación, en donde los desarrolladores inmobiliarios exigen cosas diferentes a las que exigían antes. Hoy el tema financiero es clave porque los retornos cada vez se aprietan más debido al alto nivel de competencia que existe en el mercado, que le cumplan los tiempos de entrega y una mejor oferta en materia de confort, accesibilidad y calidad.
“Ante esta realidad la respuesta es la edificación verde o sustentable. En México Seica es el constructor con la mayor cantidad de proyectos verdes edificados.
“La tendencia hacia la construcción verde es lo que se ha definido como la dignificación de este sector porque hasta hace poco la tendencia en la edificación estaba centrada en cómo hacer los proyectos de la forma más económica, más baratos, y por tanto todo giraba en torno al costo, pero hoy en día todo gira entorno a desarrollar proyectos que consuman menos agua y energía, que utilicen los mejores materiales para que tengan más años de vida (50 o 100 años) y que por tanto no solo sean sostenibles. Y la sostenibilidad tiene más que ver con temas financieros que con otros temas, porque en un mercado donde los márgenes se achican cada vez más, esta es la forma de hacer los proyectos más rentables a largo plazo”.

-¿Cómo se logra satisfacer estas nuevas demandas de los desarrolladores y de los consumidores?
-Para nosotros la forma de responder a las demandas de nuestros clientes es a través del uso de la tecnología, la innovación y la mejora continua. La construcción es una industria de tecnología. Y es que en un mercado como Panamá, altamente competitivo y en el que se habla de escasez de mano de obra especializada, tenemos que hacer uso de la tecnología para mejorar los procesos y para desarrollar los proyectos con menos mano de obra y garantizando la entrega a tiempo.
“Otro tema muy importante para poder responder a las necesidades de un mercado tan competitivo como el panameño es el servicio. Nosotros entendemos que nuestro papel es administrar los dineros de nuestros clientes y que eso nos obliga a tener una actitud de servicio.
“Igualmente es importante la calidad de nuestro factor humano, porque en la construcción tu gente te hace o te deshace. En la construcción siempre se presentan imprevistos y por eso es vital tener un personal motivado, capacitado, entrenado y comprometido para que cumpla adecuadamente con sus labores, dentro de un entorno seguro”.

-Si bien en Panamá ya hay construcciones verdes, todavía esta tendencia no se ha afianzado en el mercado. ¿Creen ustedes que ganará terreno en los próximos años?
-Ya en otras regiones como Estados Unidos y Europa la sustentabilidad es una exigencia, porque la construcción verde y la construcción convencional es una misma cosa, debido a que todas las edificaciones que se construyen son sustentables.
“Y vemos que en Panamá, que es un país muy abierto a las nuevas tendencias internacionales, ya se comienza a observar cómo muchos de los proyectos de oficinas que adelantan las empresas transnacionales instaladas en el país se enmarcan dentro de la construcción sostenible, porque al final de cuenta es lo que el cliente busca ya que cumple con factores financieros, de responsabilidad social y de responsabilidad ambiental”.

-Usted ha hablado de tecnología. ¿De qué tecnología estamos hablando?
-Nosotros trabajamos en un ambiente digital, mediante el uso del Building Information Modeling (BIM) en donde se diseñan las obras en tercera dimensión. En BIM ya no se diseñan líneas, se diseñan elementos.
“Esta es una herramienta que está revolucionando el diseño y la construcción. Hace algunos años pasamos de diseñar en la mesa, dibujando líneas a mano, a dibujar en computadoras, y ahora hemos pasado a una nueva fase en la que se diseñan todos los elementos de un proyecto en tercera dimensión, lo que permite resolver cualquier conflicto antes de construir, es decir, se puede construir virtualmente antes de construir físicamente.
“Qué significa esto, que los diseños en BIM permiten que los planificadores puedan elegir el sitio óptimo para el proyecto, los arquitectos pueden producir diseños más precisos y apegados a la visión del cliente, los ingenieros pueden incrementar su coordinación con los arquitectos y expertos de otras disciplinas que intervendrán en el proyecto mejorando la fiabilidad de los diseños y los edificadores pueden asegurarse que existen problemas de construcción y hacer los cambios pertinentes de manera temprana.
“Como entenderás, esto es muy importante para el desarrollo de proyectos complejos. Y al final del día el cliente ha visto en tercera dimensión y lo ha aprobado. Hoy en día en Estados Unidos más de la mitad de los nuevos proyectos de construcción se desarrollan en BIM.

-¿Cuál es el mayor beneficio que rinde esta tecnología?
-Esto te va a ahorrar costos por errores. Además te ahorrará ese costo de incertidumbre que se tiene al ejecutar una obra, ya que con la construcción tradicional a veces se registran diferencias entre lo diseñado y lo edificado, lo que impacta en el costo de la obra. Todo esto se evita con BIM, lo que además permite administrar mejor los tiempos de desarrollo de las obras, permitiendo definir cómo ejecutar mejor un proyecto.
Fuente:http://www.capital.com.pa/construccion-verde-gana-espacio-en-panama/
Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero