SEICA presente en el V Encuentro Latinoamericano de Empresas Socialmente Responsables

Marzo del 2012

Los días 12, 13 y 14 de marzo del presente año directivos de la empresa SEICA estuvieron presentes en el V Encuentro Latinoamericano de Empresas Socialmente Responsables, el motivo, recibir el distintivo ESR 2012 otorgado por el Centro Mexicano para la Filantropía(CEMEFI).

Las actividades hechas por la empresa en apoyo a la comunidad, el cuidado al medio ambiente, la capacitación y programas desarrollados para el crecimiento y bienestar de los empleados, dieron como resultado, la entrega del codiciado galardón.

Ideas y tendencias de los negocios en la base de la pirámide, dilemas éticos de la RSE, uso de normas para la gestión socialmente responsable y programas exitosos de la alianza empresa- organizaciones sociales fueron algunos de los temas que se trataron en el V Encuentro Latinoamericano de Empresas Socialmente Responsables, un espacio de capacitación y vinculación para quienes están interesados en el tema de la responsabilidad social empresarial. Este evento, convocado por el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) y la Alianza por la Responsabilidad Social Empresarial (AliaRSE), se realizó del 12 al 14 de marzo, en la Ciudad de México.

p>Uno de los principales retos a los que se enfrentan las empresas que buscan ser socialmente responsables es el aseguramiento, hacer cumplir las políticas de RSE que han creado, aplicar los principios de RSE en todos los ámbitos de la empresa y en todo momento, ponderándolos y priorizándolos en la toma de decisiones, sobre todo cuando se trata de una oportunidad de negocio que promete fuertes ingresos. Crear un código de conducta y comprometerse a cumplirlo es muy fácil, pero asegurarse, supervisar que la responsabilidad social haya permeado en toda la empresa es complicado, comentaron los ejecutivos en diferentes paneles del V Encuentro. En primer lugar porque implica modificar muchos procesos e implementar muchos otros (que a su vez significa una inversión económica y de tiempo, pues la transición es compleja); y luego porque son personas las encargadas de ejercer estos principios y supervisarlos, lo cual es una variable ética difícil de medir y de controlar